Roldanas de cambio

Algunos de los problemas que podemos tener en la transmisión de nuestra bicicleta pueden venir a causa de las roldanas del cambio. Analizamos cuál es su función y cómo debemos mantenerlas para que nos duren un poco más, y que toda la transmisión funcione mejor.

Las roldanas son dos piezas circulares dentadas muy similares a los piñones del cassette pero en pequeño, y dependiendo de la transmisión que tengamos van a variar en su tamaño y en la cantidad de dientes que tengan, que pueden ir desde los 10 dientes hasta los 15 dientes.  Van ubicadas en el cambio trasero de nuestra bicicleta. Una en la parte superior llamada roldana guía y la otra va ubicada en la parte más de abajo del cambio que se llama roldana de tensión.

En el mercado vamos a encontrar roldanas con rodamientos normales o cojinetes,  con rodamientos cerámicos y roldanas sin rodamiento. 

Los rodamientos cerámicos a pesar de su elevado precio nos proporcionan una menor fricción, un menor rozamiento, y por lo tanto un excelente rendimiento. 

 

Aquí tienes algunas roldanas de cambio

 

Las roldanas del cambio se fabrican en dos tipos de materiales fundamentalmente, en plástico y en aluminio.

En cuanto a su funcionamiento es prácticamente el mismo en los dos materiales  y aunque podríamos pensar que las de plástico duran un poco menos,  no es así,  duran prácticamente lo mismo siempre y cuando le demos un buen mantenimiento.

Las dos funcionan casi igual, pero las de aluminio creemos que tienen algunas ventajas  son un poco más precisas,  los agujeros son de mayor tamaño en las de aluminio lo que impide una mayor acumulación de suciedad. y existe en casi todas las marcas de roldanas de aluminio un amplio catálogo de colores para conseguir una perfecta personalización de tu bici.

La función principal de las roldanas es mantener la cadena alineada y en tensión para que los cambios entren correctamente. La roldana superior es la la roldana guía  y es la que se encarga de la alineación de la cadena con piñones y cassette La roldana inferior  es la roldana de tensión que es la que se encarga de regular la tensión de la cadena.

Si las roldanas están en mal estado, ya sea por el propio desgaste o porque se nos torció algún diente, vamos a tener que cambiarlas. Para evaluar el desgaste nos tenemos que fijar en los dientes,que deben estar siempre planos. Cuando empiezan a desgastarse estos dientes se empiezan a quedar más afilados.

Por lo general la roldana que se va a desgastar más rápido es la inferior, porque porque es la que tiene mayor fricción con la cadena y además por estar ubicada en la parte de más abajo es la que siempre va a tener más barro,más polvo e incluso hasta se nos puede meter pajito o alguna ramita si hacemos mtb, o sufrir algún golpe.

Es importante mantener las roldanas limpias porque la cadena siempre va a estar pasando por ellas, entonces por más que hayamos invertido 100 €  en una cadena KMC, la hayamos limpiado la y engrasado, si no limpiamos la roldana, los cambios van a entrar mal, va a saltar la cadena y la transmisión nos durará menos.

Cuando se ensucian las roldanas se empieza a formar como una pasta en los laterales de la roldana y esto es una mezcla o entre el lubricante de la cadena, el polvo, el barro, que a veces complicado de limpiar bien. Por lo tanto cuando limpiemos y engrasemos la transmisión de nuestra bicicleta no debemos dejarnos atrás a las roldanas.

También te podría gustar...