Cubiertas macizas para bicicleta Tannus

Los pinchazos en la bicicleta siguen siendo uno de los grandes problemas de los ciclistas ya que son un engorro. No solo te hacen parar la marcha que llevabas sino que te obligan a llevar siempre contigo un kit de reparación.

Sin embargo hay soluciones. ¿Has oído hablar de las cubiertas macizas para las ruedas de las bicicletas? Pues ponte cómodo que esto te interesa.

Maneras de proteger tu bici de los pinchazos

Usar el tipo de neumáticos que siempre has usado, solo con componentes que protegen el neúmatico.

Existen neumáticos y tubos interiores más resistentes a los pinchazos , con el diseño y el dibujo habitual de ese modelo, pero con un componente extra o de goma o de aramida o kevlar. Mayor proytección, pero normalmente más peso.

El problema de este tipo de neumáticos es que pesan más y para aquellos que están obsesionados en quitar peso a su bici para correr más, pues no les va hacer gracia este tipo de neumáticos.

A ver, también puedes minimizar este handicap usando solo neumáticos más duros, y el exterior de la rueda que sea el que siempre usa.

Neumáticos autocurativos o antipinchazos

La tecnología es la siguiente: dentro del neumáticos hay una pequeña cantidad de líquido especial. Cuando tu rueda sufre un pinchazo, el aire comienza a salir pero el líquido se precipita hacia el pinchazo y lo sella.

Si optas por esta solución, te recomiendo la marca Slime o Stans que puedes comprarla aquí:

Slime 8 Pro Antipinchazos Preventivo, Unisex Adulto, Verde, 237 ml
Instrucciones de cuidado: Fácil de limpiar
Notubes Líquido Preventivo 946ml
Previene y repara de manera espectacular todos los pinchazos por perforación; Puede usarse para reparar o estancar todos los neumáticos tubeless

 

Los neumáticos sólidos de la marca Tannus.

tannus rueda maciza

Ver Oferta en Amazon

 

  • La tecnología avanza en todos los ámbitos de la vida, y también en el ciclismo.
  • Los neumáticos Tannus están preparados para que sea imposible que pinchen porque no llevan aire:
  • Están fabricados con espuma de polímero y no son más pesados que un neumático normal. Se te puede clavar de todo, que no pasa nada.
  • Tienen una autonomía de unos 6.000 kilómetros y los tienes disponibles hasta en 10 colores.
  • Cómo responden a las irregularidades del terreno.
  • Seguro que estás pensando que un neumático así es más incómodo para circular por caminos irregulares porque tiene que ser más duro que un neumático de aire que absorbe los golpes.
  • En parte tienes razón. Este neumático puede que no sea el más adecuado si haces ciclismo de montaña o carretera de manera profesional.
  • Si no eres profesional y solo te gusta ir por los caminos del monte, podrías llegar a usarlo sin ningún problema porque te acostumbras a las nuevas sensaciones.
  • Los ciclistas profesionales de montaña suelen acostumbrarse a un tipo de presión en sus neumáticos que varía según lo pedregoso del camino. Esa variación no la podrías realizar con un neumático Tannus.
  • Las sensaciones de circular con un neumático macizo Tannus son diferentes a las que puedas tener cuando tienes un neumático de toda la vida. No son si mejores ni peores. Son diferentes y al cabo de un par de días te acostumbras por completo.
  • Es como cambiar de coche. Puede que el nuevo coche sea mejor pero notas sensaciones diferentes cuando cambias de marcha, por ejemplo. Con las ruedas pasa lo mismo.

Las grandes ventajas

  • Un neumático Tannus ofrece la gran ventaja de que no vas a tener ni un solo pinchazo en tu viaje.
  • Es ligero, te aguanta miles de kilómetros, tiene buen agarre, imposible de pinchar, puedes elegir el color para vestir tu bicicleta más bonita y tienes diferentes modelos según su diámetro y el ancho del neumático.
  • La presión con la que han sido fabricadas es similar al de un neumático normal. Es cierto que al principio puede que las notes más duras pero al cabo de un día de rodaje se ablandan más.
  • El montaje
  • Las ruedas vienen con todo lo necesario para que tú mismo las puedas colocar, pero son más difíciles de montar. Sin embargo, puedes aprender y practicar.
  • Las ruedas vienen con un folleto de montaje y con unas bolsas de pines o pasadores de diferentes tamaños para que los coloques en función de la rueda que hayas elegido.
  • Hay que colocar una serie de pines en las ranuras que vienen con los neumáticos.
  • Antes de saber qué tamaño de pines poner, debes medir el ancho del interior de tu llanta.
  • Una vez sepas el ancho interno de tu llanta, debes sumarle 3,5 milímetros.
  • En el caso de las llantas de carretera o triatlón la mayoría miden entre 13 y 15 milímetros por lo que deberás utilizar los pines de entre 16,5 y 18,5 milímetros.

 

El resto de pasos es mejor que los veas en este vídeo que Tannus ha hecho para explicar su montaje:

También te podría gustar...