Bolsas de Gravel o bikepacking

Si eres un ciclista habituado a realizar largas rutas es muy probable que no solo hayas oído hablar de las bolsas para bicicletas, sino que además seguramente ya te habrás hecho con una en alguna ocasión.

Sin embargo, ya te hayas hecho con un producto de este estilo o estés planteando hacerlo, probablemente te hayas dado cuenta de la amplia variedad opciones que ofrece actualmente el mercado. Aquí lo que trataremos de hacer es informarte de todo aquello que debes tener en cuenta a la hora de elegir las bolsas de bicicleta más adecuadas para ti.

Bolsa de Gravel
GARDOM Bolsa de Sillín Bici 1.5L /10L - Bolsa Bicicleta Impermeable Ajustable para Ciclismo | MTB |...
Lixa-da Bicicleta Bolso Impermeable Ciclismo Mountain Road MTB Bicicleta Delantero Marco Manillar...
TOPEAK Backloader Bolsa Tija de Sillín, Unisex Adulto, Negro, 10 L
ROCKBROS Bolsa Triangular para Cuadro de Bicicleta Impermeable Ajustable Frontal de Tubo para...
Lixa-da Impermeable Bicicleta Bolsa Bicicleta Bolsa para sillín de Bicicleta alforja Bicicleta MTB...
Marca
Gardom
Lixada
Topeak
Rockbros
Lixada
imagen
GARDOM Bolsa de Sillín Bici 1.5L /10L - Bolsa Bicicleta Impermeable Ajustable para Ciclismo | MTB |...
Lixa-da Bicicleta Bolso Impermeable Ciclismo Mountain Road MTB Bicicleta Delantero Marco Manillar...
TOPEAK Backloader Bolsa Tija de Sillín, Unisex Adulto, Negro, 10 L
ROCKBROS Bolsa Triangular para Cuadro de Bicicleta Impermeable Ajustable Frontal de Tubo para...
Lixa-da Impermeable Bicicleta Bolsa Bicicleta Bolsa para sillín de Bicicleta alforja Bicicleta MTB...
Para
Sillín
Manillar
Sillín/Tija
Cuadro
Sillín
Impermeable
Bolsa de Gravel
GARDOM Bolsa de Sillín Bici 1.5L /10L - Bolsa Bicicleta Impermeable Ajustable para Ciclismo | MTB |...
Marca
Gardom
imagen
GARDOM Bolsa de Sillín Bici 1.5L /10L - Bolsa Bicicleta Impermeable Ajustable para Ciclismo | MTB |...
Para
Sillín
Impermeable
Bolsa de Gravel
Lixa-da Bicicleta Bolso Impermeable Ciclismo Mountain Road MTB Bicicleta Delantero Marco Manillar...
Marca
Lixada
imagen
Lixa-da Bicicleta Bolso Impermeable Ciclismo Mountain Road MTB Bicicleta Delantero Marco Manillar...
Para
Manillar
Impermeable
Bolsa de Gravel
TOPEAK Backloader Bolsa Tija de Sillín, Unisex Adulto, Negro, 10 L
Marca
Topeak
imagen
TOPEAK Backloader Bolsa Tija de Sillín, Unisex Adulto, Negro, 10 L
Para
Sillín/Tija
Impermeable
Bolsa de Gravel
ROCKBROS Bolsa Triangular para Cuadro de Bicicleta Impermeable Ajustable Frontal de Tubo para...
Marca
Rockbros
imagen
ROCKBROS Bolsa Triangular para Cuadro de Bicicleta Impermeable Ajustable Frontal de Tubo para...
Para
Cuadro
Impermeable
Bolsa de Gravel
Lixa-da Impermeable Bicicleta Bolsa Bicicleta Bolsa para sillín de Bicicleta alforja Bicicleta MTB...
Marca
Lixada
imagen
Lixa-da Impermeable Bicicleta Bolsa Bicicleta Bolsa para sillín de Bicicleta alforja Bicicleta MTB...
Para
Sillín
Impermeable

Diferencias entre cicloturismo y bikepacking

Para empezar, hablaremos de conceptos básicos importantes que debes tener en cuenta. Lo primero es diferenciar entre el bikepacking y el cicloturismo. Esto es importante porque dependiendo de lo que hagas, te convendrá hacerte con un tipo u otro de bolsa.

Ambos deportes tienen muchos puntos en común, pero difieren en el estilo de viaje. Por un lado, cicloturismo tradicional, que está enfocado para bicicletas bien cargadas y que tienden a ir por rutas y caminos normalmente pavimentados. Por otro lado, el bikepacking tiende decantarse por un estilo de carga más minimalista y con bolsas más modernas debido a que se basa sobre todo en la exploración de caminos (rara vez pavimentados) y senderos fuera de la pista. Esto hace que llevar mucha carga en la bicicleta sea prácticamente imposible.

En ambos deportes se diferencian también en que suelen utilizar diferentes tipos de bicicletas. De este modo, las usadas por el cicloturismo, están diseñadas con el propósito de utilizar rejillas y alforjas. Por otro lado, el mayor atractivo del bikepacking reside precisamente en su simplicidad, por lo que cualquier bicicleta podría ser adecuada para este deporte. Además, gracias a las bolsas para bicicleta, el bikepacking ya no depende de que la bicicleta cuente con un cuadro con ojales para portabultos y alforjas.

El hecho de que las bolsas para bicicleta se hayan popularizado tanto es precisamente la evolución que han sufrido a lo largo de los años y la disponibilidad comercial que tenemos de ellas. Hoy en día no solo es fácil hacerse con una por un buen precio, sino que además puedes encontrar bolsas específicas para diferentes finalidades, por lo que es muy sencillo encontrar una que pueda aportarte aquello que buscas.

Gracias a la evolución de este producto, y sobre a la focalización de este en su función principal: la carga, son muchos los ciclistas que pueden disfrutar de bolsas que no son ni pesadas ni molestas y que aumentan notablemente el peso que puedes llevar en tu bicicleta sin afectar al manejo de esta.

Por supuesto, y como todo, no todo son ventajas con este producto. Las bolsas para bicicletas requieren un empaque más concienzudo que las alforjas y la capacidad de carga es más limitada que estas. Además, si estás acostumbrado a las alforjas, probablemente te parezca que tienen un sistema de empaque algo complicado. Sin embargo, es cuestión de acostumbrarse y es fácil olvidarse de estas molestias una vez montes tu bicicleta y te des cuenta de lo liviano de tu carga y la comodidad que esta bolsa te ofrece sobre la tradicional alforja.

Guia de compra

Ahora vamos a pasar a hablar de los conceptos básicos de cada tipo de bolsa, pero primero, es importante dejar clara cierta terminología. Un kit de bolsas para bicicletas completo normalmente constará de una bolsa para el cuadro, una para el manillar o el arnés, una para el asiento y varias bolsas periféricas algo más pequeñas que se encontrarán en el cuadro, el manillar y en las horquillas, lo que permitirá distribuir correctamente el peso a lo largo de la bicicleta. Vamos a hablar de cada uno de estos tipos y a especificar que has de tener en cuenta a la hora de hacerte con ello

Bolsas de cuadro

Para empezar, tenemos la bolsa del cuadro. Esta bolsa tiene como objetivo permitir el almacenamiento en la zona interior del triángulo de una bicicleta, es decir, en el espacio formado por el tubo superior, el del sillín y el tubo inferior. Lo habitual es que se sujete con una serie de correas de velcro. Además, el mercado suele ofrecer bolsas de este tipo tanto para bicicletas con suspensión total como para bicicletas rígidas.

Bien es cierto que lo ideal es que cada bolsa esté hecha a medida para poder ajustarse de forma óptima al marco concreto de tu bicicleta, pero hay disponibles en el mercado varias bolsas que ofrecen un tamaño universal que se adapta fácilmente a la mayoría de las bicicletas. Esta bolsa es ideal para almacenar los artículos más pesados, ya que mantienen un centro de gravedad bajo. Eso sí, has de tener en cuenta que los cuadros más pequeños y de suspensión completa tendrán una capacidad más limitada. Si pretendes mantener la opción de llevar también en el triángulo una botella de agua, tienes un tamaño más pequeño de bolsa que te permitirá tener ambas cosas.

Lo que debes tener en cuenta al elegir una bolsa para el cuadro son primero las cremalleras. Estas suelen ser la parte más débil del producto, por lo que has de comprobar que sean lo suficientemente resistentes para la carga deseada. Si planeas un viaje largo, lo mejor es hacerte con una bolsa de este estilo sin cremallera.

Otro punto que tener en mente con este tipo de bolsa es el tema de los multibolsillos. Son muchas las bolsas o paquetes de cuadros que tienen un compartimento principal y un bolsillo plano con cremallera en un lado. Este bolsillo extra puede ser especialmente útil para las llaves o la cartera. En el mercado también tienes paquetes de cuadros con varios compartimentos divisores.

Por último, respecto a este tipo de bolsa has tener en cuenta la opción de tamaño medio. Este tipo suele ser alargado y delgado, pero por lo general cabe más equipo del que parece. De este modo se convierte en la opción ideal para bicicletas de gravel (en las que el triángulo del cuadro permite dos botellas de agua además del paquete). Además, son más versátiles, ligeras y fácilmente intercambiables entre bicicletas.

Bolsas para sillín

Ahora pasamos a las bolsas para los asientos. Este tipo puede sorprender para los iniciados en este producto, pero lo cierto es que pronto podrás darte cuenta de que es una bolsa clave. Normalmente tiene un cuerpo cónico que se sujeta tras el sillín. Tiene una capacidad de entre 5 y 14 litros y uno de sus beneficios más grandes frente a las alforjas tradicionales es la resistencia que tienen al viento y que son notablemente más ligeras. A esto se le suma que al contrario que las alforjas, esta bolsa no se engancha a tus piernas.

Los puntos principales a la hora de elegir una bolsa de este tipo es en primer lugar la impermeabilidad y resistencia. Son muchas las bolsas de este estilo que ofrecen resistencia al agua, pero también debes asegurarte de que las costuras estén bien selladas. Otro punto que debes tener en mente es la inestabilidad que te puede dar la zona en la que se coloca esta bolsa. Están hechas para no desequilibrar tu bicicleta, pero son varios los ciclistas que sienten incomodidad al notar el peso en esa zona, por lo que lo mejor es hacer algunos viajes con ella para ver si puedes acostumbrarte a esa sensación. Por último, con relación a las bolsas para el asiento, está la facilidad a la hora de quitarlas. El desarrollo de este paquete tiende a darle prioridad a la extracción rápida y sencilla. Esto es un básico para este tipo de bolsa. 

Ahora pasaremos a hablar de las bolsas o paquetes de manillar. En este caso es una de las zonas que consideramos más naturales para guardar equipo y un lugar donde ya se ponía la carga mucho antes de que existiera este producto. Lo más básico que debes considerar es que la bolsa cuente con una resistente conexión al manillar. A esto le puedes sumar que tenga parches antiabrasión para reducir el daño y los bolsillos adicionales para los accesorios. Como regla general, ten en cuenta que la carga frontal ha de ser relativamente ligera para que no afecte en exceso al manejo de tu bicicleta.

En este tipo de bolsa lo primero que has de pensar es si quieres rollo o arnés. Los arneses son la forma más popular de transportar varias bolsas secas o cargas especialmente largas que no caben en otras bolsas. Además, estos tienden a ser más adaptables y también más baratos. Un rollo, por otro lado, es más delgado y suele ser mejor para bicicletas que tengan una horquilla de suspensión.

Otro punto que debes considerar es la longitud y el diámetro máximo que deseas que tenga esta bolsa. Si usas ruedas grandes y un marco pequeño o suspensión delantera, plantéate un rollo más delgado. Para una bicicleta de viaje más larga, mejor una versión pequeña. Por último, si tu bicicleta tiene barra abatible, piensa que el espacio será más reducido.

Para terminar, tenemos las bolsas para periféricos y accesorios. Estas son ideales para poner en ellas aquello a lo que quieras acceder rápidamente durante el trayecto (normalmente comida). Suelen tener forma de lata y se ajustan normalmente a la potencia y al manillar. Las más conocidas de este tipo son el paquete de tubo superior y la bolsa de vástago. El primero es similar a un tanque de gasolina de una moto y el segundo es una bolsa cilíndrica del tamaño de una lata que cuelga a uno de los lados. Ambos son ideales para bocadillos y accesorios como gafas, teléfonos o cámaras. Algunos incluso están acolchados. A la hora de escogerlos has de tener en cuenta el resto de las bolsas que lleves en tu bicicleta para mantener el equilibrio de esta.

También te podría gustar...