Coger pies en la natación o en el triatlón

Coger pies es algo es muy usado en triatlón y en natación de aguas abiertas y se obtiene la misma ventaja que cuando vamos a rueda en bicicleta. Si estás empezando en esto del triatlón ya te has dado cuenta de la ventaja que supone ir detrás de otro nadador. Si ves el vídeo de un triatlón o una travesia de aguas abiertas, nos damos cuenta de cómo se crea una especie de formación triangular entre los nadadores, formado por el nadador más fuerte en el vértice y luego gradualmente por todos los demás. Especialmente en triatlón coger unos buenos pies es una estrategía de carrera y en pruebas con drafting aún más. Lógicamente unos coger unos buenos pies son aquellos que te permiten ir al ritmo de tus competidores pero con un coste metabólico menor, y logicamente solo lo puedes con naddores que son como tú o un poco mejores que tú.  Si puedes nadar en la estela de otro nadador, puedes reducir tu frecuencia cardíaca, la acumulación de ácido láctico y, en términos técnicos aumentar simultáneamente la frecuencia y la duración de la brazada, el gasto en romper el agua es minímo porque el triatleta que te precede es el que lo hace por ti.  Cuando coges pies puede situarte muy cerca del nadador que llevas delante , o bien a como medio metro entre sus pies y tus dedos, si decides colocarte muy cerca ten cuidado con tocarle los pies al que llevas delante, es muy molesto, ya lo comprobarás cuando te pase a ti. Además en mi opinión tan cerca hay demasiada burbuja de aire provocada por la patada del que te precede que a veces te impide agarrar agua bien. Creo que medio metro es una distancia lo suficientemente corta para aprovechar los pies y lo suficientemente larga para no molestar y que las turbulencias no molesten tanto. Numerosos estudios han intentado medir esta ventaja. La frecuencia cardíaca disminuye entre un 5 y un 10%. Esfuerzo percibido (RPE) hasta un 20% y, a un ritmo cercano al umbral, una reducción del ácido láctico en torno al 35%. Estos valores conducen a una reducción del consumo de oxígeno de aproximadamente un 10%. Así que un poco menos de lo que cabría esperar. Es muy probable que este resultado esté relacionado con la pérdida de eficiencia que se encuentra al nadar detrás de otro atleta debido a la turbulencia del agua Si nadar a los pies de tus competidores no te gusta, una posibilidad es nadar en paralelo de tu competidor. Para ello debes situarte mas o menos a un metro de distancia y tu cabeza debería situarse a la altura de su cadera, asi puedes beneficiarte de una reducción de la fatiga y de todos los parámetros metabólicos mientras logras nadar en un espacio de agua  casi sin turbulencias y con la máxima visibilidad. La reducción de la fricción se reduce a un tercio de la de nadar a los pies, pero aún así supone un ahorro.     

También te podría gustar...