Llaves dinamométricas torque  Hay 2 productos.

Necesarias para da la tensión adecuada a los tornillos de nuestras bicicleta imprescindibles para no quebrar la fibra de carbono

  • Vista:
Mostrando 1 - 2 de 2 items

Aunque su uso ya está muy extendido, las llaves dinamométricas o torque se han dejado caer en los maletines de herramientas de los ciclistas cuando el carbono comienza a ser utilizado en las bicicletas. El ojímetro y la experiencia eran los dos únicas medidas exactas de apriete de los tornillos, pero el menor rozamiento del carbono y la posibilidad de romperlo, hacen que sea muy útil una llave dinamométrica aunque no hagamos grandes reparaciones en la bici.

Con una llave torque podemos ajustar el par de apriete ya que al llegar, a ese par la llave va a saltar dejando de apretar. El par de apriete es la fuerza por la distancia y la unidad es newton/metro.

Viene indicado en un montón de piezas (casi todas) de nuestra bici, sobre todo indicando el máximo; pero si bien es peligroso por deformación o por rotura pasarnos de apriete, también lo es quedarnos cortos, al apretar potencia al manillar, o la dirección. 

Hay muchos modelos y tipos de llaves torque en el mercado pero una de las mas extendidas es una tipo carraca, que cuenta con varios tipo de cabezales allen intercambiables, y en las que se regula el par de aprieta girando el mango. 

Cuando contamos con varios tornillos para apretar con el mismo par ( potencia /manillar), lo adecuado es ir apretándolos alternativamente. Con una llave convencional podemos apretar hasta que nos encontremos con una pequeña resistencia, a partir de aquí con la dinamométrica con el par de apriete correcto, ir apretando alternativamente.

Para su mejor usa lo correcto es apretar cogiendo del mango no cerca de la cabeza de la llave. Cuando no la usemos dejar el regulador en el menor par de apriete.

A tener en cuenta : 

  • Vasos: Los vasos o puntas hexagonales son los elementos que se acoplan a la llave dinamométrica y te permiten apretar. Lo ideal es optar por una llave que incluya los diferentes vasos de uso más común para poder sacar el máximo provecho a tu llave.
  • Calibración: Es vital que la  llave dinamométrica se encuentre perfectamente calibrada, de este modo podrás disfrutar de una perfecta precisión a la hora de hacer uso de tu llave.
  • Empuñadura: A la hora de elegir una llave de este tipo resulta esencial que cuente con una empuñadura antideslizante que te permite un fácil uso y manejo sin problemas.
  • Fabricante/marca: Se trata de una herramienta que debe brindar una elevada calidad en todos los sentidos, de modo que resulta esencial apostar solamente por marcas o fabricante reconocidos que te brinden las máximas garantías.